|

¿Un barrio por semana?

Con el acto de ayer, el gobierno dio el puntapié inicial para la entrega masiva de viviendas para clase media costeadas con fondos nacionales. En septiembre sortearon 2.271, de las cuales 1.691 están como beneficiarios aprobados y 580 en estudio. Además, se construyeron 111 para miembros de las Fuerzas Armadas y de Seguridad. Ayer entregaron certificados a unos 200 adjudicatarios del grupo de los aprobados y de los uniformados, más dos llaves como adelanto de un barrio de 52 viviendas, el Bandera Argentina, cuya entrega se completará hoy y es el primero de esta operatoria, cuyas entregas seguirán durante todo el 2010.Oficialmente dijeron que no conocen con precisión qué barrios siguen. Algunos, según dijo José Luis Gioja, están a punto de terminarse y los más rezagados estarán a mediados del año que viene.

Según el gobernador la aspiración que tiene es entregar “uno por semana” pero que eso se va a ir viendo de acuerdo al ritmo de obra de las casas. Marrelli dijo que por el receso estival, se verá bien después del 15 de enero este calendario de entrega.

El certificado que se entregó ayer es el de tenencia, un documento que acredita que la persona es adjudicataria de una casa del Instituto Provincial de la Vivienda. A su vez, los que ayer estuvieron citados para obtener su certificado son unos 1.691, que teóricamente han reunido todos los requisitos, han pasado la prueba de los visitadores sociales y ya son titulares de derecho sobre las viviendas, según explicó el interventor del IPV, Vicente Marrelli. El resto, unos 580, aún están en veremos. Del grupo de estos últimos, muchos no terminaron de completar la documentación, ya tienen vivienda adjudicada por el IPV o por el Banco Hipotecario, no viven en San Juan y, unos pocos, sus titulares no aparecieron nunca. También se ha dado que en el informe de Registro Inmobiliario no aparecen los nombres y no dan abasto con el trabajo. Por eso en el diario de estos días aparece el listado de los del grupo de los sin objeción y el resto serán citados oportunamente por publicaciones similares. Aún no entra ninguno de los 400 suplentes que sortearon en septiembre, aseguró el funcionario.

El primer barrio que entregarán es el Bandera Argentina, emplazado en Concepción. Ayer entregaron las primeras dos llaves y esta tarde José Luis Gioja entregará en el mismo barrio las que restan.

Según explicó Marrelli, el mecanismo para cubrir los 28 barrios de esta operatoria, todos ubicados en el Gran San Juan y en Pocito, es el que se usó con el Bandera Argentina. De los que están en condiciones, se les preguntará si quieren ir al barrio terminado, y así se completará el cupo. A los que vayan quedando se les preguntará de vuelta junto al resto de los sorteados, y así irán completando las adjudicaciones según la ubicación que elija la gente, de acuerdo al orden en que las personas salieron sorteadas. Por ejemplo, hay gente que rechazó este primer barrio porque vive actualmente en otro departamento y le queda a trasmano. Todos serán debidamente notificados, dijo el titular del IPV.

El mecanismo de sorteo fue algo inédito en la provincia. Como los inscriptos en el IPV -los históricos con más de 20 años de espera y los recientes- superaban los 60 mil, se hizo una primera depuración que dejó un padrón de unos 48 mil. Estos últimos se dividieron en grupos y se ponderaron por puntaje. A cada uno se le dio un número y durante alrededor de una semana se realizaron todos los días sorteos por el bolillero de la quiniela, lo que fue dando la lista de beneficiarios titulares, suplentes y número de orden. Cada uno de estos nombres luego fueron supervisados por un asistente social para que quedaran en pie para la entrega de certificados de ayer.

No hay comentarios »

No comments yet.

Leave a comment