|

Buscan inhibir el veneno de la yarar√° con plantas regionales

Buscan inhibir el veneno de la yarar√° con plantas regionalesCon extractos de vegetales del NEA se podr√≠a neutralizar los efectos de la picadura de la v√≠bora. Planean implementar el m√©todo en otras especies. Intentar√°n revalorizar informaci√≥n de m√°s de cinco siglos atr√°s. Un grupo de cient√≠ficos de la Unne, examina en laboratorio la inhibici√≥n de la acci√≥n t√≥xica del veneno de la serpiente llamada ‚ÄúYarar√° Chica‚ÄĚ por extractos de plantas de la regi√≥n, siguiendo la bibliograf√≠a de la √©poca de la colonia donde se registraron vegetales utilizados por pobladores ind√≠genas para contrarrestar la acci√≥n nociva de las mordeduras de v√≠boras.

Seg√ļn los primeros resultados, se encontraron determinadas plantaciones del nordeste, indicadas en los escritos hist√≥ricos, que inhiben parte de los efectos del veneno del mencionado reptil.

Especies venenosas
El nordeste alberga tres especies de v√≠boras venenosas: la v√≠bora de cascabel de la que hay una sola especie en el pa√≠s; las corales, que por su naturaleza no agresiva, h√°bito de vida m√°s vale oculta y por la peque√Īez de su boca dif√≠cilmente puedan ocasionar un accidente of√≠dico. La tercera son las yarar√°, siendo la ‚Äúyarar√° grande‚ÄĚ la que m√°s abunda en la regi√≥n y la ‚Äúyarar√° chica‚ÄĚ la que posee el veneno m√°s t√≥xico y que es responsable del 80 por ciento de los accidentes en el pa√≠s.
En una publicaci√≥n de la revista CyT de la Unne, se afirma que Corrientes tiene entonces la particularidad de que la mayor parte de los casos se producen por ataques de ‚Äúyarar√° grande‚ÄĚ. En los √ļltimos a√Īos se comprob√≥, tanto in vitro como in vivo, y ha sido ampliamente utilizada, la inhibici√≥n o neutralizaci√≥n de venenos de v√≠boras por las cabenegrinas, un preparado fitoter√°pico antiof√≠dico del nordeste de Brasil extra√≠do de ra√≠ces de una planta conocida bajo el nombre vulgar de ‚Äúcabe√ßa de negro‚ÄĚ, con acci√≥n antiof√≠dica altamente eficiente. Tambi√©n existen otros antivenenos aislados de plantas usadas tradicionalmente al efecto, aunque no comercializados.

La investigación
Ante ellos, se revisó e investigó el tema de la inhibición o neutralización de la toxicidad de tales venenos por extractos, jugos o compuestos de origen vegetal.
La investigaci√≥n que se desarrolla en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura, examina ‚Äúin vitro‚ÄĚ la interacci√≥n entre extractos de plantas de la regi√≥n y la actividad hemol√≠tica y coagulante del veneno de Bothrops neuwiedi diporus (Cope) la ‚Äúyarar√° chica‚ÄĚ. Los primeros ensayos se han basado en las experiencias que transmitieran en sus cr√≥nicas los misioneros jesuitas y naturalistas que registraron remedios que los abor√≠genes de la zona utilizaron para curar los accidentes provocados por sus mordeduras o picaduras.
El grupo de trabajo está integrado por los bioquímicos Ana Torres y Francisco Camargo para el desarrollo de la parte experimental y la doctora Gabriela Ricciardi en el análisis fitoquímico de las especies; con el apoyo en los aspectos botánicos de la licenciada Sara Tressens, del ingeniero agrónomo Carlos Chifa de la Facultad de Agroindustrias y del doctor Maximiliano Dematteis del Instituto de Botánica del Nordeste.

Resultados
Seg√ļn los primeros resultados, se hall√≥ que extractos de determinadas plantas, indicadas en los escritos hist√≥ricos, inhiben parte de los efectos del veneno de esta v√≠bora, principal responsable de accidentes of√≠dicos en el pa√≠s. ‚ÄúSe trata de un avance importante, teniendo en cuenta su posible aplicaci√≥n en la terapia antiof√≠dica‚ÄĚ, expres√≥ el profesor Armando Ricciardi, coordinador de la investigaci√≥n.
No obstante, mantuvo cautela, y expres√≥ que se trata de un logro en laboratorio y que resta a√ļn hacer pruebas en animales para saber primero si los extractos vegetales reproducen en otros organismos la inhibici√≥n que se observ√≥ ‚Äúin vitro‚ÄĚ, y en segunda instancia determinar si las plantas no generan reacciones t√≥xicas.
A la fecha el √ļnico ant√≠doto ante las picaduras son los sueros antiof√≠dicos, los cuales tienen un proceso muy complejo de elaboraci√≥n y adem√°s pueden provocar reacciones indirectas en la salud de los pacientes. Adem√°s mal aplicados pueden originar reacciones peligrosas en el afectado. De lograrse un antiveneno vegetal se subsanar√≠a gran parte de los efectos colaterales del suero.
‚ÄúSe busca un antiveneno de origen vegetal que no provoque reacciones al√©rgicas y no necesite condiciones especiales de conservaci√≥n y que sea lo m√°s inocuo posible‚ÄĚ, consider√≥ el cient√≠fico.

La trascendencia de la investigación
En cuanto a la importancia de la investigaci√≥n, el cient√≠fico expres√≥ que primero se trata de un avance trascendente que puede facilitar el tratamiento de las picaduras de v√≠boras sobre todo por las poblaciones de menos recursos o alejadas de la medicina tradicional, pero adem√°s se busca valorizar y validar informaci√≥n de m√°s de 500 a√Īos atr√°s sobre medicina natural, pagando as√≠ en parte la deuda cultural que tenemos con los ancestros que nos precedieron habitando estas regiones.
Manifest√≥ que los escritos en los cuales se basaron fueron dif√≠ciles en su acceso aunque muy completos en sus contenidos. Del libro ‚ÄúMateria Misionera‚ÄĚ de Pedro de Montenegro (1711) s√≥lo existen cuatro ejemplares en el mundo y ah√≠ las plantas son descriptas con el lenguaje y limitaciones de la √©poca, con nombres vern√°culos en castellano, en guaran√≠ y tup√≠, y no siempre f√°ciles de equiparar las especies bot√°nicas hoy reconocidas. En ese escrito con aceptable certeza se reconocieron varias de las especies halladas en esta investigaci√≥n y que tienen efecto antiof√≠dico.

La picadura
La picadura de v√≠bora yarar√° produce efectos: ‚Äúproteol√≠tico‚ÄĚ al destruir tejidos y piel; ‚Äúefecto coagulante‚ÄĚ que aunque parezca parad√≥jico al producir la coagulaci√≥n del fibrin√≥geno sangu√≠neo vuelve incoagulable a la sangre y por √ļltimo un efecto hemol√≠tico y vasculot√≥xico que ocasiona hemorragias y destrucci√≥n de gl√≥bulos rojos.
La caracter√≠stica com√ļn a varias plantas usadas popularmente como antiveneno de v√≠boras (alex√≠teras) es la de poseer actividad antiinflamatoria, algunas actividad analg√©sica o ambas. Tambi√©n modifican las acciones de enzimas y prote√≠nas inhibiendo a las fosfolipasas A2 principales responsables de la mayor parte de los efectos del veneno o de secuestrar metales necesarios para otras enzimas.
En tal sentido, la investigaci√≥n logr√≥ identificar plantas y extractos obtenidos de especies vegetales colectadas en Paso de la Patria, el Sombrero y Santa Ana, entre otros lugares de la regi√≥n, demostraron su capacidad para contener los efectos hemol√≠ticos y procoagulantes. Plantas conocidas vulgarmente como ‚Äúamores secos‚ÄĚ, ‚Äújazm√≠n del Paraguay‚ÄĚ, ‚Äúcontrayerba‚ÄĚ, ‚Äúeclipta‚ÄĚ, ‚Äúcap√≠√≠ cat√≠‚ÄĚ y ‚Äúlaurel amarillo‚ÄĚ dieron resultados positivos como antivenenos y sobre las que se contin√ļa investigando.
Lo ideal sería que los extractos o componentes aislados pudieran ser aplicados externamente en la zona mordida o por vía oral , de acuerdo con lo explicado por Ricciardi.

1 comentario »

  1. Es un hallazgo encontrar a alguien que realmente sabe lo que están hablando en la red . Con seguridad, que sabes cómo llevar articulo a la luz y que sea importante. Más internautas tiene que leer esto.

    Comment by termiando piezas madrid — 05/07/2018 @ 10:32 am

Leave a comment