Lun 12.11.2018 | -18°(CABA)
 

Córdoba busca posicionarse en el turismo de salud

El turismo de salud en el mundo mueve cifras importantes y crece a una tasa de 20 por ciento anual. Hasta ahora la Argentina se incluye en esa tendencia por las cirugías estéticas, pero no logra competir con destinos latinoamericanos como México o Costa Rica que atraen a buena parte de los 180 mil estadounidenses que viajan anualmente para hacerse chequeos médicos regulares o cirugías de media y alta complejidad. Córdoba quiere aprovechar ese movimiento y formular una propuesta en base al prestigio de sus profesionales de la salud, su infraestructura hotelera y la posibilidad de acuerdos con líneas aéreas.

El tema es parte de la agenda lanzada por el sector turismo durante la última Fico a cargo de la especialista Estela Cisneros, quien plantea que en un sondeo realizado entre prestadores médicos y odontológicos surgió la posibilidad de constituir una cámara que articule una oferta concreta.

“En Córdoba está todo por hacerse -admite ante LA MAÑANA- pero hay un enorme potencial porque están los profesionales de prestigio y las instituciones de primer nivel en las que pueden actuar. Desde el sector oficial deben darse las garantías de controles, de que las entidades cumplen con las prácticas para las que están autorizadas y respetan las normas de bioseguridad”.

Según Josef Woodman, autor de “Pacientes sin fronteras”, los servicios médicos en Latinoamérica tienen un gran futuro como prestadores para los estadounidenses. Sólo Costa Rica atrae a unos 150 mil turistas de salud por año. La explicación, obviamente, son los costos. Mientras que en Estados Unidos bypass coronario (con internación incluida) cuesta un promedio de 100 mil dólares, en Latinoamérica se paga entre 22 mil y 27 mil; un reemplazo de cadera pasa de 45 mil dólares a una media de nueve mil dólares, y un lifting facial salta de unos 13 mil dólares a unos cinco mil dólares.

El primer mercado que Cisneros imagina para Córdoba es el constituido por los países limítrofes -Paraguay, Uruguay, Bolivia, Perú y Chile- “del que llegan algunos aislados por conexiones familiares o de amistad”. Entiende que hay una “oportunidad” abierta de la que Córdoba no debería quedar afuera. “El Estado debe colaborar sólo con los controles a las instituciones y, en el área turística, cerrando acuerdo con las empresas aéreas para que el acceso a la ciudad sea fácil”, indica.

Explica que la propuesta puede armarse de diferentes maneras. Por ejemplo, pooles de profesionales que trabajan con distintas instituciones autorizadas, dependiendo de la práctica o bien que sean las propias clínicas las que armen un plan que debe incluir los servicios médicos y de hotelería para la posterior recuperación.

En referencia a la disponibilidad de camas, Cisneros apunta que “hay márgenes” y advierte que ya son varias las instituciones cordobesas que están “sectorizando” su oferta y han abandonado la atención de obras sociales no rentables. “Si ya se privilegia al particular o a prepagas, también lo harán a aquellos que pagan con una moneda más conveniente”, indica.

En la Ciudad de Buenos Aires ya son varios los centros especializados en cirugía estética que ofrecen sus servicios para “turistas” por Internet, incluyendo no sólo la rutina de exámenes prequirúrgicos, internación, operación y rehabilitación, sino también excursiones para los días extra que debe permanecer el paciente. Este boom nació después de la devaluación y todavía se mantiene porque las diferencias de costos en las prácticas médicas siguen aunque la brecha se va diluyendo en los otros servicios.

Cisneros aclara que la iniciativa en Córdoba es “más amplia” que la medicina estética y alcanza a coberturas de media y alta complejidad en las que los médicos e instituciones de la provincia “son una alternativa válida”.

Publicado en:

Compartir:  del.icio.us Digg Google Technorati Windows Live Yahoo!


  1. No hay comentarios

Dejar una respuesta
Aristotelizar no se responsabiliza por los comentarios realizados por terceros. Asimismo, aristotelizar.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que puedan contener expresiones discriminadores, inapropiadas o contrarias a las leyes de la República Argentina.