Vie 25.07.2014 | Fair11°(CABA)
 

Ponen en marcha proyecto de producción de cártamo, una oleaginosa que permitiría la rotación con el trigo y otras actividades económicas

93.jpgLa empresa Agropatagones está poniendo en marcha en la zona de Villalonga en el Partido de Patagones y en el área del IDEVI en cercanías de Viedma un proyecto de siembra de cártamo, una oleaginosa emparentada con el girasol y el cardo silvestre, adaptada a condiciones de aridez, que se utiliza para biodiesel, aceite comestible, harina de extracción, óleo base para distintas industrias y alimento para aves, entre otros.

El ingeniero agrónomo Agustín Servera, director técnico del proyecto, destacó que en el área de secano puede tener rendimientos mejores que en la zona noroeste del país, donde está más difundido, de 1000/1100 kilos por hectárea, y en el área bajo riego se prevé un promedio de 3000 kilos por hectárea.

El legislador radical Mario De Rege impulsa declarar "de interés económico y social" este proyecto, al tiempo de requerir al Ministerio de Producción de Río Negro, a través de la Secretaría de Producción y el Instituto de Desarrollo del Valle Inferior (IDEVI), "una evaluación de las posibilidades de extensión del cultivo de cártamo en campos de secano y áreas bajo riego de la provincia, y su eventual promoción en productores a través de charlas informativas".

Informó Servera en diálogo con la agencia APP que comenzarán con 950 hectáreas en Villalonga y 15 hectáreas en el IDEVI. Tiene un precio de comercialización similar al girasol y al permitir la rotación con otros cultivos, como el trigo, permitiría que en la región comience a dar resultado la siembra directa. Se prevén charlas informativas a través del INTA para interesar a productores de la zona.

Señaló Servera que “el cártamo es una especie muy emparentada con el girasol, muy emparentada con los cardos naturales de nuestra zona y por lo tanto las características botánicas hablan de una planta muy rústica, que tiene una raíz principal que llega hasta los dos metros de profundidad y que tiene la capacidad de explotación muy diferente a los cultivos tradicionales de esta región”. Agregó que “tiene una capacidad de aprovechar el agua del suelo mucho más y eso hace que competitivamente tenga diferencias en cuanto al trigo”.

Informó que “actualmente, en el año en que estamos, que venimos con 80 mm nada más de precipitaciones, y con perspectivas no muy buenas, el cártamo es un cultivo que puede ser interesante”.

Explicó que “se implanta en forma posterior al trigo, la primera quincena de agosto es la fecha ideal, por lo tanto a diferencia de los trigos de ciclo largo que tendríamos que estar sembrando ahora, todavía tenemos tiempo de acumular agua en el perfil”.

Al consultársele si pretenden primero lograr semillas o directamente tener producción, indicó que “las dos cosas; por un lado tenemos el proyecto de hacer en Villalonga cultivo de grano, para una empresa de Catamarca, y después en el IDEVI vamos a hacer en una chacra multiplicación para semilla”.

Sobre la cantidad de hectáreas, explicó que “en el caso de Villalonga vamos a hacer 950 hectáreas y en el caso de IDEVI todavía no está definido, pero será alrededor de 15 hectáreas”.

Mencionó que este cultivo “es muy tradicional en el noroeste argentino, donde allí hay un rendimiento de 900 kilos por hectárea, estamos hablando de Jujuy, Salta, Catamarca, entre otras provincias, zonas áridas. En esta región no hay una información clara pero podemos estar hablando del rendimiento de un trigo normal, 1.000 ó 1.100 kilos por hectárea, en un año normal en secano. Y en el caso de la zona de riego todavía estamos en una etapa experimental pero vemos que los rendimientos son más que importantes e incluso llegamos en algunos casos a los 4.000 kilos, unos 3.000 kilos de promedio”.

Sobre la comercialización del cártamo, informó Cervera que “hoy por hoy los compradores lo destinan a la producción de biodiesel”, ejemplificando que “empresas navales para poder circular en vías internacionales tienen que cumplir con normas medioambientales en las cuales una determinada cuota del consumo de combustible que usan del fuel naval tiene que provenir de producciones naturales, es decir, del biodiesel, y por lo tanto hay una demanda importante”.

Explicitó asimismo que “es un aceite que se puede usar para la industria química de la pintura, se puede usar para consumo humano, es excelente, hay híbridos que son de alto oleico, en calidades similares al girasol u oliva, y después hay productos de alto olinoleico que por general se utilizan para la industria”.

En cuanto a los aspectos desfavorables de este cultivo o que generan más dificultades, informó a la agencia APP que “el cártamo es un cardo y hoy por hoy las alternativas de control de malezas que tenemos son limitadas. Como estrategia de control los únicos herbicidas que podemos utilizar es el Metsulfurol, la Fluocloridona y después podemos utilizar graminicidas como la Trifuralina, pero a diferencia de otros cultivos más desarrollados tenemos hoy por hoy alternativas muy limitadas en cuanto a control de malezas”.

Agregó respecto a la producción bajo riego que “hay que tener mucho cuidado porque es una especie muy susceptible a enfermedades vasculares, es decir, es una especie que si la regamos mal, nos excedemos en los riegos, corremos grave riesgo que se produzcan enfermedades letales. Por lo general para este cultivo hablamos de un solo riego, un riego presiembra, y después no lo regamos más”.

Sobre las características de la cosecha, indicó que “la trilla es muy sencilla, se utilizan equipos trigueros, sin ningún tipo de modificación. Es un cultivo que para los primeros días de enero o mediados de enero va a estar madurado y lo podemos estar cosechando perfectamente en febrero o en marzo. Porque al ser un capullo cerrado no tiende a desgranarse. La desventaja en su trilla básicamente es que al ser un cardo tiene una pelusa que al ingresar en la máquina uno corre el riesgo de ignición, de incendio”.

Destacó que a su juicio esta zona “es mucho más apta para este cultivo que en el noroeste, donde está más difundida, unas 60 mil hectáreas; ellos lo hacen porque –por las condiciones climáticas- no les queda otra. Acá estamos en una región ganadera y triguera en la cual el cártamo sería una alternativa ideal para poder entrar en rotación, para poder hacer rotar el trigo y en este caso poder entrar en un sistema de siembra directa”.

Opinó que “la siembra directa en nuestra región fracasa y seguirá fracasando por el monocultivo. Para un sistema de siembra directa necesitamos rotar con especies que logren raíces más profundas y por lo tanto el cártamo sería una alternativa más que interesante”.

Sobre el valor de comercialización, informó que “hoy las empresas que lo están comprando, el caso de Cargill, Glenco, Molinos Río de la Plata, etc., están hablando de cotización plena de girasol, o sea, unos 1.000/1.200 pesos por tonelada. Tiene las mismas retenciones que el girasol, lo que dice el precio pizarra del girasol es lo que se paga al productor”.

Publicado en:

Compartir:  del.icio.us Digg Google Technorati Windows Live Yahoo!


  1. No hay comentarios

Dejar una respuesta
Aristotelizar no se responsabiliza por los comentarios realizados por terceros. Asimismo, aristotelizar.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que puedan contener expresiones discriminadores, inapropiadas o contrarias a las leyes de la República Argentina.




Semanario Aristotelizar

Puede suscribirse utilizando el siguiente formulario:
 Nombre:
 E-mail:
 Lista: